Etiquetas

, , , ,

A. J. Quinnell es el pseudónimo de un escritor británico, autor de siete novelas de intriga y misterio. En mil novecientos ochenta publicó Man on fire, aparecida en las librerías, en versión castellana, como El guardaespaldas. En mil novecientos ochenta y siete fue llevada al cine bajo la dirección de Élie Chouraki y protagonizada por Scott Glenn.

Tony Scott volvió a versionar la novela en dos mil cuatro, protagonizada esta vez por Denzel Washington, Dakota Fanning, Marc Anthoni, Mickey Rourke, Christopher Walken y Giancarlo Giannini, entre otros. En este post nos referiremos a esta segunda versión, estrenada como Man on fire, Hombre en llamas y El fuego de la venganza.

Un taciturno y alcohólico ex-agente de la CIA busca un empleo y un amigo le propone hacer de guardaespaldas para una familia mejicana, en un momento en que los secuestros por motivos económicos están a la orden del día. El guardaespaldas traba una gran amistad con la niña a la que debe proteger. Cuando la chiquilla es secuestrada para no volver a aparecer, el antiguo agente de los servicios secretos inicia su propia investigación y la matanza de cuantos han participado en el hecho delictivo.

El protagonista de ambos films es un agente retirado de la CIA, mientras que en la novela era un ex-legionario francés de origen norteamericano, también alcoholizado. La acción se desarrollaba en Italia, mientras que en la versión de dos mil cuatro se localiza en Méjico.

Durante su estancia en la casa, el guardaespaldas del libro mantiene un idilio con la madre de la cría (cosa que no sucede el el film), y cuando sea herido se retirará a la isla de Malta, para recuperar su forma física y preparar su venganza. Tras ella, el hombre se reintegrará a la isla, a rehacer su vida. Esta parte importantísima de la novela ha sido suprimida en la película -para mi disgusto-, ya sea por reducir el metraje o, más bien, para facilitar el final que altera aún más sustancialmente a la novela.

Con todo, una película digna de ver; así como la primera versión.