Etiquetas

, , , , ,

Ian Fleming escribió -entre mil novecientos cincuenta y tres y mil novecientos sesenta y seis- catorce novelas protagonizadas por James Bond: el espia británico 007 con licencia para matar. El agente 007 contra el doctor No fue la primera película derivada de la saga de novelas y se estrenó en mil novecientos sesenta y dos. Les siguieron otros veinticuatro films en los que el espia fue interpretado por un total de seis actores diferentes, cada uno con un marcado estilo particular.

Desde dos mil seis hasta dos mil veintiuno, Daniel Craig ha dado vida al último Bon. La serie Craig se inició con Casino Royale y concluye (presumiblemente) con el título que hoy traigo. Fue dirigido por Cary Fukunaga y se estrenó en dos mil veintiuno. Además de Daniel Craig, intervinieron en sus papeles pricipales Lea Seidoux, Rami Malek y Ralph Fiennes.

James Bond se ha jubilado en la Antillas y su número -el 007- se ha asignado a una nueva agente del servicio británico. Un científico desaparece al ser atacado el laboratorio donde se desarrollan armas químicas y la CIA pide a Bond que colabore con en su búsqueda. Por el camino, se reencuentra con una de sus parejas y el hijo común que ambos tienen.

La serie Craig de Bond es, para mi gusto, la más creible de toda la saga. Bond se humaniza aquí al extremo, despojado del glamour sublime de sus antecesores. Y acaba muriendo. De aquí nacen al menos tres posibilidades: que el Bond de los films ha concluido, cosa que estimo poco probable; que al 007 masculino lo suceda una mujer; o que el personaje sea milagrosamente revivido.

Al tiempo.