Etiquetas

, , ,

Hitchcock estrenó Dial M for murder en 1954, a partir del argumento de una obra de teatro de Frederick Knott, de las cuales subimos un post aquí. Andrew Davis dirigió el remake A perfect murder, que se estrenó en 1998, protagonizado por Michael Douglas, Gwyneth Paltrow y Viggo Mortensen.

Un acaudalado hombre de negocios entra en bancarrota. Al tiempo descubre que su joven y adinerada esposa se ha enamorado de un pintor bohemio -que en realidad es un buscavidas- y trama un plan para asesinarla y quedarse con sus bienes. Convence al buscavidas para que la mate y se busca una coartada mientras se produce el crimen. Pero el que debería haber cometido el asesinato difiere su ejecución en un hombre al que contrata, y que resulta muerto por la esposa, al defenderse. Entra en juego la policía y el marido ha de deshacerse de todo cuanto pudiera involucrarle.

Esta película es una versión modernizada del famosísimo y logradísimo film de Hitchcock, con algunos cambios sustanciales que hacen que la cinta adquiera una notable singularidad.

Existe otro remake, homónimo a la película del gran director británico, llevado a la pantalla por Boris Sagal en 1981. Algún día hablaremos de él.

Un film muy digno de ver.