Etiquetas

, ,

En octubre de 1883 se puso en funcionamiento el Orient Exprés, que en 1989 acabaría por unir París con Estambul. Era un tren lujoso, formado por coches cama y restaurante, para personajes acaudalados. Partía de la estación del Este y hacía escalas en Estrasburgo, Munich, Viena, Budapest y Bucarés. Cuando Agatha Christie escribe su novela existía una línea alternativa, el Simplon-Orient Exprés, que circulaba más hacia el sur de Europa y hacia parada en Venecia.

Agatha Christie publicó Murder on the Orient Exprés en 1934, que en EEUU se dio a conocer como Murder in the Calais Coach. Vio la luz entre Lord Edgware dies y Why didn’t they ask Evans? y fue la décima entrega de la serie del detective Hercules Poirot. Estuvo inspirada, al parecer, en el secuestro y asesinato del hijo recién nacido de Charles Lindberg.

Poirot regresa a Londres en el Orient Exprés. Uno de los viajeros del tren recaba su atención y le insta a protegerle, ya que cree que alguien tratará de atentar contra él, pero el detective no se presta a ello. El tren queda detenido, bloqueado por la nieve, y durante la noche es asesinado el hombre. Poirot descubre que estuvo implicado con el secuestro y asesinato de una niña, años atrás. Su afán será descubrir cuál de sus acompañantes ha sido el asesino. Poco a poco irá sabiendo que una docena de viajeros estuvieron relacionados con la criatura asesinada.

De la novel han surgido varias adaptaciones cinematográfica. En 1974, Siney Lumet dirigió la primera, que se estrenaría en español como Asesinato en el Orient Exprés, Asesinato en el expreso de Oriente, Crimen en el expreso de Oriente o Muerte en el expreso de Oriente. Albert Finney interpretó a Poirot y estuvo secundado por Anthony Perkins, John Gielgud, Vanessa Redgrave, Sean Connery, Rachel Roberts, Michael York, Jacqueline Bisset, Ingrid Bergman y Lauren Bacall, entre otros.

Carl Schenken dirigió la versión de 2001 para la televisión, que fue protagonizada por Alfred Molina en el papel de Poirot, acompañado de Meredith Baxter, Leslie Caron, David Hunt, Adam James, Amira Casar, Peter Strauss y Dylan Smith.

En 2010 se estrena otra adaptación para la televisión, dentro dela serie Agatha Christie’s Poirot, que llegó a contar con setenta capítulos -cada uno con un caso diferente- protagonizados por David Suchet.

En 2017, Kenneth Branagh dirige una nueva versión y se pone en la piel del detective. Junto a él intervienen actores de la talla de Johnny Depp, Michelle Pfeiffter, Willem Dafoe, Dereck Jacobi y Penélope Cruz, entre otros.

Son todos ellos unos films dignos de ver, después de una lectura de la novela homónima.