La chica del tambor.

Etiquetas

, , , , , , ,

John Le Carré publicó La chica del tambor en mil novecientos ochenta y tres. George Roy Hill la llevó a la gran pantalla en el ochenta y cuatro, protagonizada por Klaus Kinski y Diane Keaton, entre otros. En dos mil dieciocho se estrenó la miniserie del mismo título, formada por ocho capítulos de unos cincuenta minutos de duración, dirigidos por Park Chan-wook. Fue protagonizada, en sus papeles principales, por Florence Pugh, Alexander Skarsgard y Michael Shannon. En una escena aparece fugazmente el propio Le Carré.

En lo años setenta, en uno de los momentos más álgidos del conflicto en Israel, en el que abundan los atentados y los campos de entrenamiento palestinos, el servicio secreto israelí recluta a una actriz inglesa de teatro para infiltrarla en una célula terrorista. Tras captarla, la mujer trasladará un coche cargado de explosivos, participará en un campo de adiestramiento en el Líbano y en la simulación de un atentado, hasta llegar al jefe de la organización.

Volvemos a encontrarnos con una adaptación de una de las obras del maestro de la ficción del espionaje, para mi gusto muy bien llevada a las actuales pantallas; donde se muestra el conflicto desde los puntos de vista de ambos bandos, así como al famoso moshad israelí.

Una serie muy digna de ver.

The Pale Blue Eye.

Etiquetas

, , , , , ,

Edgard Allan Poe fue un escrito estadounidense que vivió durante la primera mitad del siglo XIX. Se le considera el padre de la novela de misterio, con tintes góticos. Fue poeta, previamente, y en la década de los años treinta inició la serie de relatos que llegaron a sumar un número de entre veinticinco y veintiséis obras, a los que se añade la novela La narración de Arthur Gordon Pym, de mil novecientos treinta y ocho. En su juventud fue cadete en la academia militar de West Point.

Louis Bayard es un autor de misterio y novela histórica que en dos mil seis publicó la novela The pale blue eye (el pálido ojo azul) aparecida en español bajo el título de Los crímenes de la academia. Scott Cooper dirigió y adaptó el guion de la película estrenada en dos mil veintitrés, aparecida en castellano también con el nombre de Los crímenes de la academia. Fue protagonizada por Christian Bale, Harry Melling y Toby Jones, entre otros.

En la academia de West Point se ha encontrado ahorcado a un cadete al que, una vez en la morge, le es extirpado y robado el corazón. La dirección del centro decide acudir a un famoso detective retirado, torturado por la muerte de su esposa y la desaparición de su hija. Al poco es encontrado otro cadete, también ahorcado y sin corazón. En la academia, como cadete, se forma un joven que colabora con el detective: Edward Allan Poe.

Los crímenes de la academia es una película negra con estética gótica, trama densa y final sorpresa. Cuenta con una magnífica fotografía y muy buena ambientación, y el actor que personifica a Poe tiene un gran parecido con éste.

Un film muy digno de ver.

Knives Out.

Etiquetas

, , , , , ,

Knives Out es una película de dos mil diecinueve dirigida por Rian Johnson, que también es autor del guion. En castellano se estrenó como Puñales por la espalda y Entre navajas y secretos. Fue protagonizada por Daniel Craig, Ana de Armas, Don Johnson, Jamie Lee Curtis, Michael Shannon y Christopher Plumber, entre otros.

A la mañana siguiente de su fiesta familiar de cumpleaños, un octogenario escritor -muy exitoso y propietario también de una editorial- aparece degollado en su gabinete. Todo apunta a que el hombre se ha suicidado con un puñal, pero las tensiones acaecidas durante la pasada fiesta, la precariedad económica de su hijos y la lucha por hacerse con los bienes del difunto hacen que la policía sospeche de que en realidad se ha cometido un asesinato. Para aclararlo aparece en escena el detective Benoit Blanc.

Puñales por la espalda es una película enigma que podía haber sido firmada por Agatha Christie, y Blanc -su protagonista- bien podría ser el mismo Poirot. Es un film muy bien trabado en el que, como en las novelas del género, el crimen viene a resolverse al final de la película, con reunión de familia incluida.

Una película muy digna de ver. Existe una segunda entrega que podría ser el inicio de una serie, con un nuevo detective en el olimpo de los investigadores privados de novela -o de película-.

Algo con una mujer

Etiquetas

, , ,

Algo con una mujer es un film argentino de dos mil veinte, proyectado para la televisión y basado en una obra de teatro de mil novecientos veinte, obra de Julio César Beltzer y titulada La Rosa. La película estuvo dirigida por Mariano Turek y Luján Loioko, que también adaptaron el guion. Fue protagonizada por María Soldi, Maule Vignau y Abel Ayala.

En los años cincuenta, una mujer vive semiabandonada por su esposo, que viaja constantemente. Una noche contempla por su ventana el asesinato de un hombre, en el piso de enfrente. Su marido parece no creerla, y ella empezará a investigar el delito por sí misma. Las circunstancias la llevan a entablar una relación con un vecino.

Algo con una mujer es un film de suspense donde las acciones de cada uno de sus protagonistas hacen que la trama se convierta en tragedia personal. Está muy bien ambientada y el ritmo es el adecuado para llegar al desenlace, con sorpresa incluida. Un film muy logrado y muy digno de ver.

Soy la venganza de un hombre muerto.

Etiquetas

, , ,

Alberto Valle es periodista, promotor musical y escritor. Es autor de la serie de novelas protagonizadas por el detective Palop, presentadas bajo el pseudónimo Pascual Ulpiano. En dos mil dieciocho ganó el premio Ciudad de Vila-real con la novela que hoy traigo aquí, y en dos mil veintidós se ha alzado con el L’H Confidencial con Todos habían dejado de bailar, a la que pronto nos referiremos en estas páginas.

Soy la venganza de un hombre muerto es una novela que engancha mientras avanza a velocidad meteórica, todo y sus casi cuatrocientas páginas. Se desarrolla en cuatro actos consecutivos, según la cronología de la trama: en el año cincuenta y dos, en el sesenta y ocho, el ochenta y uno y -como colofón- en el noventa y dos. Cuenta con dos protagonistas principales: un novel inspector de policía de los años cincuenta, brutalizado por el ambiente en que se desenvuelve y acomplejado por ser el hijo de un izquierdista que perdió la guerra; y, del otro lado, un joven con pocas posibilidades de prosperar en la vida que decide asesinar a un antiguo compañero de servicio militar -de alta posición social, pero que está prácticamente solo en la vida- para ocupar su identidad y prosperar. La serie de muertes que el suplantador ha de ir perpetrando para proteger su plan hace que el policía le persiga y, al tiempo, motivarán su ruina y sus deseos de venganza. Soy la venganza de un hombre muerto tiene tintes también de novela histórica, y no dejará indiferente a nadie.

Inside man

Etiquetas

, , ,

Inside man es una miniserie británica de dos mil veintidós estrenada en castellano como Desde dentro. Consta de cuatro capítulos de algo menos de una hora cada uno, y fue creada y dirigida por Steven Moffat. La protagonizaron David Tennant, Dolly Wells, Stanley Tucci, Lydia West y Lyndsey Marshal.

Un pastor protestante protege a uno de sus jóvenes feligreses. Sabe que está en posesión de filmaciones de menores abusados y le retira el pendrive que las contiene. Este, accidentalmente, llega a manos de la profesora particular del hijo del pastor, que está convencida de que su alumno es un pedófilo, y decide que debe denunciarlo a la policía. El pastor, para evitar que quede destrozada la vida de su hijo, trata de convencerla y una serie de desgraciadas desdichas culmina en el secuestro de la profesora, en el sótano de su casa. Paralelamente, un convicto ingresado desde hace diez en el corredor de la muerte, en un penal de EEUU, recibe a un gran número de visitantes que le solicitan que resuelva casos, a modo de un detective privado que trabaja desde su celda. A él acude una periodista, que es amiga de la profesora desaparecida, y le pide que ayude en su búsqueda.

Inside man es una miniserie con dos historias que se entrelazan. La parte donde se narran las tribulaciones del pastor es magnífica y trepidante, con saltos que mantienen el interés del público y lo enganchan a la pantalla. La parte del condenado a muerte sigue los patrones de la novela enigma, donde prima la lógica; no en vano, el creador de la serie lo es también de Sherlock. Ambas se confluyen en un final al que, para mi gusto, quizás podría haberse llegado sin esta segunda trama.

Con todo, es una serie muy digna de ver.

Hombre muerto no sabe vivir

Etiquetas

, , , , ,

Hombre muerto no sabe vivir es una película de dos mil veintidós, ópera prima del director Ezekiel Montes. Él es también el productor y el autor del guion. Contó con un nutrido grupo de actores de fama., entre ellos Antonio Dechent, Elena Martínez, Rubén Ochandiano, Manuel de Blas, Roberto García Ruis, Nacho Novo, Paco Tous, Juanma Lara y Jesús Castro, entre otros. Obtuvo el premio de la Academia de Cine de Andalucía al mejor actor protagonista y a los efectos especiales, y el del Festival de Málaga a la mejor producción.

Una veterana organización hizo fortuna en el pasado con la construcción, los puticlubs y la droga. Pero la crisis del ladrillo ha mermado su liquidez y ahora tienen problemas con el resto de negocios. Además, su jefe está en vías de jubilación, y su segundo de a bordo intenta mantener el tipo como puede. Sufren el robo consecutivo de dos alijos de droga, lo que los pone en un aprieto con sus proveedores, justo en el momento en que aparece una nueva droga que el capo se resiste a integrar, en contra de la voluntad de su hijo, un joven muy violento y ambicioso.

Hombre muerto no sabe vivir es una película extremadamente violenta, tarantiniana, que nos muestra con toda crudeza el mundo del narcotráfico, la corrupción política y el difícil relevo generacional entre quienes lo mandan. Es un film para almas no demasiado sensibles, con unos efectos especiales muy escalofriantes, con una ambientación espectacular y unos personajes creíbles.

Una película muy, muy, muy digna de ver.

Argentina, 1985

Etiquetas

, , , , , ,

Argentina fue gobernada entre mil novecientos setenta y seis y mil novecientos ochenta y tres por una dictadura militar, fruto del golpe de estado que derrocó a María Estela Martínez, la cual había asumido la presidencia del país en mil novecientos setenta y cuatro, tras la muerte de su marido Juan Domingo Perón. Durante la dictadura se hicieron internacionalmente patentes la desaparición de personas y el robo de niños. En el ochenta y dos se produjo la derrota ante Gran Bretaña, en la guerra de las Malvinas. Al año siguiente, la dictadura militar fue sustituida por el gobierno electo de Raúl Alfonsín. Un decreto del gobierno, del ochenta y tres, ordenó someter a proceso judicial a la junta militar. El juicio se llevó a cabo en mil novecientos ochenta y cinco, y la acusación estuvo encabezada por el fiscal Julio César Strassera.

Argentina, 1985 es una coproducción argentino-estadounidense de dos mil veintidós, dirigida por Santiago Mitre según un guion del propio director y de Mariano Linás. Fue protagonizada, en sus papeles principales, por Ricardo Darín y Peter Lanzani. Fue premiada por la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica y por el Festival de San Sebastián.

El fiscal Julio Strassera recibe el encargo de presentar acusación contra la cúpula militar por delitos de torturas y desapariciones sistemáticas. Para ello ha de reclutar un grupo de colaboradores bisoños, ya que los funcionarios se niegan a hacerlo por simpatías con el régimen depuesto o simplemente por miedo. Tras recabar multitud de testimonios y recibir incontables amenazas, se abre el juicio.

Argentina, 1985 es una película reivindicativa. Es un film ágil y a la vez intimista, que retrata una etapa oscura y no deja de poner los vellos de punta. Un film que no despierta la admiración por la resolución de un país a la hora de depurar responsabilidades, cosa que no ocurre en todos los sitios. También es un gran trabajo del carismático actor que la protagoniza, y cuenta con una fotografía que afianza lo que se quiere relatar; y con el recurso de incluir, de tanto en tanto, algunas imágenes de época.

Una película muy digna de ver.

Las mariposas negras

Etiquetas

, , , , ,

Les papillons noirs es una miniserie francesa de dos mil veintidós de seis capítulos, cada uno de una hora de duración, dirigida por Olivier Abbou. El guion es de Olivier Abbou y Bruno Merle. Fue protagonizada por Nicolas Duvauchelle, Lola Créton, Niels Arestrup, Alyzee Costes, Sami Bouajila, Alice Belaïdi, Axel Granberger y Brigitte Catillon.

Un escritor en malos momentos es contratado por un hombre de edad avanzada que desea convertir en novela un pasaje muy especial de su vida. Él y una amiga cometieron un doble homicidio en los años setenta, cuando uno de los fallecidos intentó abusar de ella. A partir de ahí entablaron una relación de amor y, cada año, durante sus vacaciones, fueron matando a una persona más, hasta dejar sembrado el sur de Francia de un buen número de cadáveres. Un policía les sigue la pista, al tiempo que el escritor decide que publicará la historia como si fuera de su invención.

Las mariposas negras posee una trama magníficamete hilvanada, donde se simultanéa el presente y el pasado, ofreciendo una historia macabra y también sorprendente. Incluso la fotografái es diferentye, para cada momento histórico.

Una serie muy digna de ver, con final sorpresa.

Personas decentes

Etiquetas

, , , ,

Leonardo Padura se inició como periodista, actividad que ejerció hasta mediada la década de los noventa. En mil novecientos ochenta y ocho publicó la novela Fiebre de caballos, y tres años después iniciaría la serie negra dedicada al detective Mario Conde, compaginada con novelas donde éste no es el protagonista o donde se aleja de la novela policiaca. La serie Mario Conde cuenta, de momento, con diez títulos aparecidos entre mil novecientos noventa y uno y dos mil veintidós. Los cuatro primeros de la serie forman la denominada Tetralogía de las estaciones, que fue llevada a la televisión con el título de Cuatro estaciones en la Habana, de la que Padura fue también guionista. Ha recibido, entre muchos otros, el premio Café Gijón, el Hammet (en dos ocasiones), el premio Raymond Chandler y el Princesa de Asturias de las Letras.

Personas decentes es la última novela aparecida, con Mario Conde como coprotagonista. Y digo coprotagonista porque Personas decentes son dos novelas en una. El ex-policía Conde, también vendedor de libros de viejo y detective a ratos pedidos, siempre ha deseado ser escritor, y una de las dos tramas de Personas decentes es esa novela que siempre quiso escribir, la cual se solapa, capítulo a capítulo, con la investigación que le encargan.

Un antiguo funcionario cubano que ha ejercido como censor es asesinado y castrado. Su casa está repleta de las obras con las que se hizo tras denostar y arruinar a artistas cubanas, en la primera etapa de la revolución. Al poco aparece, también muerto e igualmente castrado, el yerno del primero. En ese momento la policía está desbordada por la visita que en dos mil dieciocho efectúa el expresidente Obama a Cuba, y por el concierto que posteriormente darán los Rolling en La Habana. Conde se ha colocado como vigilante en un local de ocio para gente de alto standing y turistas norteamericanos, pero aceptará el encargo que le hace la policía de investigar ambas muertes.

Paralelamente se relatan las andanzas de un novato policía cubano durante la primera década del siglo veinte, que ha de investigar el asesinato de dos prostitutas. En esas andanzas conocerá a un joven proxeneta de alto nivel, que ejercerá elevadas influencias en la vida social y política del momento. Con la particularidad de que éste no es un personaje de la invención de Padura, sino que realmente existió y tuvo el final que narra el autor.

Mario Conde es un tipo desilusionado de la revolución y descreído de la raza humana, un hombre que abandonó tempranamente la policía y que vive al día, al que lo único que le importa realmente sus amigos y su pareja. Con él, Padura ofrece una desgarradora visión de la Cuba de la revolución y de la que prosiguió a la caída de la Unión Soviética.

Personas decentes es una magnífica novela, como todas las de la misma serie. Y es pura literatura.